Archivo de la categoría: Fresas

tartas, bizcochos, postres con fresas

Bizcocho con canela y fresas

Bizcocho con canela y fresasDe nuevo ha llegado la temporada de fresas y como a mí me encantan y nunca me aburren estoy probando nuevas recetas. Este bizcocho es muy muy fácil, rápido y sencillo. Además gracias a las fresas sale muy jugoso y el sabor a canela le da un toque diferente que pega muy bien con la fruta. Nos ha gustado mucho.

Ingredientes:

*utilizo un vaso de 250ml
1,5 vasos de harina
1/2 cucharadita de levadura en polvo
1 cucharadita de bicarbonato
1,5 cucharaditas de canela
2/3 vaso de azúcar moreno (el azúcar blanco es más dulce, utilizar un poco menos)
1 huevo
1/3 vaso de aceite de girasol
125gr de yogur natural
1/2 cucharadita de aroma de vainilla
1 vaso de fresas cortadas en trocitos bastante pequeños + 1 cuchara de harina
*opcional : 1/2 vaso de nueces/almendras

Instrucciones:

Tamiza la harina, el bicarbonato, la levadura y la canela para que no tengan grumos (por ejemplo con un colador fino) y deja en un bol.
En otro bol mezcla el huevo, el azúcar, el aceite, el yogur y el aroma.
Corta las fresas en pedazos y mézclalas con 1 cuchara de harina.
Echa la mezcla “líquida” (de huevo) al bol con la mezcla “seca” (de harina) y mezcla todo bien con una cuchara.
Por último, añade las fresas y mezcla otra vez.
Echa la masa en un molde, por ejemplo de 22cm de diámetro forrado con papel de horno. Mete al horno precalentado a 180ºC y hornea durante más o menos 45minutos.
Prueba con la aguja para saber si está a punto; si sale seca está listo! Si ves que el pastel se dora demasiado tapa con papel de aluminio.
*cada horno es diferente y se debe saber adaptar a cada uno.

Anuncios

Brownie con fresas

Brownie con fresas

Sé que pone que es un brownie con fresas y en la foto solo se ven los plátanos. Pero es porque era un poco escéptica y me parecía que las fresas no pegaban a un brownie y decidí hacer una mitad con fresas y la otra con plátanos. En nuestra opinión la parte con las fresas estaba buenísima y mejor que la de plátano. El brownie queda más jugoso y las fresas rompen un poco el sabor intenso del chocolate, el conjunto es muy interesante y rico. La parte con plátano está más compacta y un poco más seca por eso la he utilizado para la foto ya que quedaba un poco más bonito.
Además del brownie nunca me aburro. Me encanta este tipo de pastel no solo por el sabor intenso a chocolate sino porque no tienes que preocuparte, el brownie siempre sale bien! Os recomiendo acompañarlo con nata montada o con un helado de vainilla.

Ingredientes:

350gr de chocolate negro de 60%
200gr de mantequilla
3 huevos
110gr de azúcar blanco
100gr de harina
1 cucharadita de levadura en polvo
1 pizca de sal
1 cucharadita de aroma de vainilla
300gr de fresas cortadas en rodajas (7mm de grosor más o menos)

Instrucciones:

Mezcla la harina con la sal y la levadura.
Derrite el chocolate con la mantequilla al baño maría.
Bate los huevos con el azúcar y la aroma hasta que obtengas una masa un poco más espesa.IMG_3486
Luego echa la masa de chocolate en la masa de los huevos mientras sigues batiendo (con la velocidad baja de la batidora). Luego añade la mezcla de la harina y bate otra vez.

Forra un molde de 24x24cm con papel de horno. Echa en el molde la mitad de la masa. Pon encima las fresas y cubre  todo con el resto de la masa.
Mete al horno precalentado a 170ºC y hornea más o menos 45-50 minutos.

brownie con fresas

Tarta con crema ligera de fresas y gelatina.

ciasto z galaretka

Sé que ya tengo una tarta bastante parecida, pero la verdad es que este tipo de bizcochos con crema y gelatina me encantan, nunca me aburren, cada vez se puede obtener diferente sabor, cambiando crema, frutas o gelatina. El pastel siempre sale muy ligero y se puede comer más que un trozo porque no empalaga. La preparacíon es muy fácil aunque lleva su tiempo y luego se necesita paciencia para que cuaje bien la gelatina. Es un postre perfecto para disfrutar de las fresas.

Ingredientes: (Para un molde grande de 25x35cm)

Para el bizcocho:
6 huevos
1 vaso de azúcar blanco
1 sobre de azúcar de vainilla (más o menos 10gr)
1 vaso de harina
3 cucharadas de maizena
1 cucharadita de levadura en polvo

Para emborrachar el bizcocho:
250gr de fresas
6 cucharadas de agua

Para la crema:
750gr de yogur natural
3 cucharadas de azúcar glacé
200gr de nata para montar (mínimo 35% MG)
350gr de fresas cortadas en trozos muy pequeños
2 sobres de gelatina de fresa

Para la cobertura de gelatina :
400-500gr de fresas
2 sobres de gelatina de fresas

***En total : 1kg de fresas

Instrucciones:

Para el bizcocho:
Bate los huevos con el azúcar por lo menos durante 5 minutos, hasta que obtengas una crema más espesa.
Tamiza el resto de los ingredientes y añádelos a la masa de los huevos, mezcla todo suavemente con una cuchara.
Echa la masa en un molde bien engrasado con mantequilla o forrado con papel de horno.
Mételo al horno precalentado a 180º durante más o menos 40 minutos.
Después, sácalo y espera a que se enfríe y córtalo por la mitad.
O sino quieres cortarlo, divide la masa en 2 mitades, primero hornea una, luego la otra. La capa será más fina, por lo que necesitará menos tiempo.
*Se puede preparar el bizchoco un día antes.

Prepara la crema.
Prepara la gelatina. Echa los 2 sobres en 600ml de agua caliente. Déja enfriar la mezcla en la nevera para que se espese un poco.
Monta la nata y añádele el resto de los ingredientes. Añade la gelatina y mezcla todo bien, si la crema sigue líquida déjala un rato en la nevera.

Prepara la cobertura de gelatina:
Vierte los 2 sobres en 700ml de agua caliente. En cuanto la gelatina esté lista enfríala bien, métela a la nevera y espera a que se espese un poco, aunque no demasiado para que cuando la eches por encima del pastel se esparza bien. Pero tampoco puede ser demasiado líquida para que no se escurra del molde o la chupe por completo el bizcocho.

Monta el pastel:
Vuelve a poner una de los mitades de bizcocho dentro del molde. Emborráchalo con el agua de fresas. Por encima esparce bien la mitad de la crema.
La crema tiene que llegar hasta los bordes de molde y el molde tiene que apretar bien el pastel para que no se escurra.
Monta la otra mitad del bizcocho por encima de la crema, emborráchalo, esparce la crema restante y por encima del pastel pon la fruta.
Aplasta suavemente las fresas con tus manos para que se metan un poco dentro de la crema. Deja media hora en la nevera.

Por último echa por encima la gelatina.
Mete todo el pastel a la nevera para que la gelatina acabe de espesarse. Es mejor dejarlo en la nevera durante 1 noche o por lo menos durante unas 3 horas.

** Si se te ha olvidado que la gelatina estaba en la nevera, o la has preparado demasiado pronto y se te ha cuajado demasiado para poder echarlo encima del pastel, no te preocupes, caliéntala a fuego muy lento o en el microondas en la opción de descongelar para que vuelva a estar líquida.

“Skubaniec” un pastel tradicional polaco.

skubaniec

Aquí estoy, en frente del ordenador desde hace 20 minutos pensando como traducir el nombre de este pastel, resulta ser una cosa imposible… “skubaniec” es un sustantivo hecho de un verbo “skubac” que significa sacar trozos pequenitos a pellizcos de una cosa. Esto viene de la preparación del pastel. Si os gusta la “szarlotka” (pastel polaco de manzana), este también os va a gustar.
En general se suele hacer con fruta un poco ácida, como grosellas o frutas del bosque (en lidl las venden congeladas), pero también queda bien con manzana o ciruela.
El pastel está muy muy rico con una capa de merengue por encima… por eso os recomiendo utilizar una fruta un poco más ácida que romperá la dulzura del merengue. Tenéis que probarlo.

Ingredientes:

Para la masa:
500gr de harina
300gr de mantequilla (que no sea demasiado dura)
5 yemas
5 cucharadas de azúcar glas
1 cucharadita de levadura en polvo
2 cucharadas de cacao puro en polvo
Para el merengue:
220gr de azúcar blanco
5 claras
Fruta a tu gusto más o menos 1,5kg (no recomiendo fresas, sale demasiado jugo y el pastel se hablanda demasiado)

Instrucciones:

El pastel sale grande para una bandeja de más o menos 35x22cm. Separa las claras de las yemas. Guarda las claras y el azúcar blanco (los 220gr) para luego.

Para la masa:
Echa en un bol grande o encima de una mesa limpia todos los ingredientes menos el cacao, y amasa a mano hasta que consigas una bola uniforme. Divide la bola en 3 partes. A una de ellas añádele el cacao y amasa otra vez. En total tendras 2 bolas de color claro y 1 bola marrón.
Limpia y prepara la fruta. Si utilizas manzana, córtala en pedazos pequeños.
1. Coge una bola de masa clara y espárcela dentro de la bandeja del horno previamente engrasada. Encima de la masa echa la fruta.
2. Coge la bola marrón (de aquí viene el nombre del pastel) y vete sacando pellizcos de masa (cachitos) y échalos por encima de la fruta.
3.Levanta las claras, añadiendo poco a poco el azúcar hasta que obtengas una masa dura que no se mueva al agitar el bol. Una vez obtenido el merengue échalo por encima de la masa de cacao.
4. Por último coge la última bola de masa que queda (la clara) y otra vez cogiendo pedazos a pellizcos chiquitines, vete echándolos por encima del merengue. Mete todo al horno precalentado a 170ºC y hornea durante más o menos 40 minutos (hasta que el pastel se dore)

Bollos con salsa de fresas casera

bollos con salsa de fresa

Creo que he encontrado una masa perfecta. Los bollos salen muy esponjosos y muy ligeros. Y el día siguiente no se ponen demasiado duros. Son perfectos para un desayuno, yo preparé la masa la noche anterior y la dejé bien cubierta en la nevera. Ha crecido muy bien y los bollos han salido buenísimos. Es una receta perfecta para la temporada de fresas, pero también se puede hacer con una mermelada normal y corriente o con otra fruta.

Ingredientes (para 8 bollos):

Para los bollos:
300gr de harina de fuerza
120ml de leche
50gr de mantequilla derretida
35gr de azúcar blanco
1 huevo grande
1 sobre de levadura de panadería (más o menos 6gr)
1 pizca de sal

Para la salsa de fresas:
270gr de fresas
40gr de azúcar blanco (puede ser con vainilla)

Instrucciones:

Para los bollos:
Echa todos los ingredientes en un bol y amasa a mano hasta que obtengas una masa elástica. Intenta no añadir más harina (máximo 30gr más). Forma una bola y déjala en un sitio a temperatura ambiental durante 80 minutos para que crezca.
Cuando la masa haya crecido, amásala rápido otra vez.

Corta 1/4 de la masa y espárcela en el fondo de un molde (anteriormente forrado con papel de horno). Yo he utilizado un molde de 15x23cm.
Aplasta el resto de la masa en la mesa formando un rectángulo de 1cm de grosor (más o menos de 15x30cm, para que os salgan 8 caracoles grandes) y esparce la salsa de fresas por encima de las 2 masas.
Utiliza la masa de la mesa para formar un rollo. Después corta el rollo en 8 pedazos como necesites para rellenar el molde (quedarán como flores hacía arriba).

Por encima de todo puedes mancharlos con leche o huevo batido para que cojan un color más bonito.
Mete al horno precalentado a 200ºC y hornea durante más o menos 30 minutos. Si ves que se doran demasiado rápido cúbrelos con papel de aluminio.

Para la salsa de fresas:
Echa las fresas limpias y cortadas en pedazos y el azúcar a un cazo. Mezcla bien y cuece a fuego lento hasta que se evapore casí todo el líquido (más o menos 40 minutos). Al final hay que mezclar a menudo para que no se pegue al fondo del cazo.

Para terminar, se puede glasear por encima.

bollo con fresas

Tarta de cumpleaños con crema y gelatina

bizcocho con gelatina

Este es uno de mis pasteles favoritos, muy típico del verano. Me recuerda mucho a mi niñez cuando lo solíamos comer muy a menudo. El pastel no lleva mucho tiempo y lo más importante es que es muy muy ligero. Además tiene mil variaciones, cada vez se puede hacer con una crema de sabor diferente o utilizar diferentes frutas o gelatinas; para mí esta tarta nunca falla ni aburre. A mi marido que no está acostumbrado a las tartas con gelatina le encantó. La tarta también se puede servir como una tarta de cumpleaños. Igual no es la mejor foto, pero el pastel sí que está buenísimo. Y si queréis ahorrar el tiempo y no utilizar el horno, podéis hacerlo comprando la base del bizcocho ya hecha.

Ingredientes:

Para el bizcocho:
160g de mantequilla
160g de azúcar
3 huevos batidos
175g de harina
1 cucharadita de lavadura en polvo
1/2 cucharadita de bicarbonato
1 pizca de sal

Para la crema:
a vuestro gusto, por ejemplo:
1. la crema de chocolate blanco
2. crema de mascarpone y fresa
3. nata montada

Para la gelatina:
2 sobres de gelatina
fruta a vuestro gusto

Instrucciones:

Para el bizcocho:
Bate la mantequilla con el azúcar y poco a poco vete añadiendo los huevos y el resto de los ingredientes mientras sigues batiendo. La masa será bastante densa.
Echa la masa en un molde de 20cm de diámetro, engrasado con mantequilla o forrado con papel de horno.
Mételo al horno precalentado a 180º durante 25-30 minutos.
Despúes, sácalo y espera a que se enfríe y córtalo por la mitad.

Prepara la crema.

Vuelve a poner una de los mitades en el molde. Por encima esparce bien la crema. La crema tiene que llegar hasta los bordes de molde y el molde tiene que apretar bien el pastel para que no se escurra.
Por último monta la otra mitad encima de la crema y pon la fruta por encima del pastel.

Prepara la gelatina:

Sigue las instrucciones del sobre de la gelatina, utiliza dos sobres. En cuanto la gelatina esté lista enfríala bien, métela a la nevera y espera a que se espese un poco, aunque no demasiado para que cuando la eches por encima del pastel se esparza bien. Pero tampoco puede ser demasiado líquida para que no se escurra del molde o la chupe por completo el bizcocho.
Mete todo el pastel a la nevera para que la gelatina acabe de espesarse.

bizcocho con gelatina y fresas

Tarta de queso con fresas sin horno.

Tarta de queso con fresas sin horno.

Seguimos con la temporada de fresas, así que os presento una receta fácil y muy sana, que no necesita horno. He utilizado el queso quark con 0% de grasa, que casi no tiene calorías, está muy rico y se maneja mucho más fácil que los quesos tipo philadelphia. Además se puede comprar en casi todos los supermercados. Os pongo los ingredientes y cantidades pero al final podéis ir jugando y cambiando cantidades dependiendo de vuestros gustos (más o menos dulce, más o menos fresas, galletas etc..)

Ingredientes (para 4 personas):

4 vasos o copas
70gr de galletas digestive machacadas
350gr de queso QUARK
4-5 cucharadas se azúcar glas (o más, a vuestro gusto)
400gr de fresas
1-2 cucharadas de azúcar blanco (o más)

Instrucciones:

Prepara 4 vasos y en la base de cada uno echa las galletas digestive machacadas formando una capa de más o menos 1 cm de grosor.
Mezcla el queso quark con el azúcar glas y echa una capa de 2cm de grosor encima de las galletas machacadas.
Machaca 300gr de fresas con azúcar blanco formando una salsa de fresas, echa la salsa encima de la capa de queso. Luego cubre la capa de fresas con otra capa de queso.
Corta los restantes 100gr de fresas en pedazos y échalas por encima.
Las capas deben quedar:
– galleta
– queso
– salsa de fresas
– queso
– fresas en pedazos

Eaton mess (un postre de fresas, nata y merengue)

eaton mess

Aprovechando la temporada de fresas os presento un postre muy fácil inglés, que consiste en una mezcla de fresas, merengue y nata. Tradicionalmente se sirve en el partido anual de críquet que se celebra el 4 de junio en el Colegio Eton, contra los estudiantes del Winchester College.
El postre es muy ligero, no llena y no lleva tiempo preparalo. Si compráis el merengue, el postre no necesita horno lo que lo puede hacer incluso más atractivo.

Ingredientes (para 4 personas):

Para el merengue casero:
50gr de azúcar
1 clara
1 cucharadita de zumo de limón o de vinagre

Para el postre:
400gr de fresas
2 cucharadas de azúcar
300ml de nata para montar (de 35% de MG)

Instrucciones:

Para el merengue:
Bate la clara a punto de nieve. La clara tiene que tener temperatura ambiental. Cuando la clara esté ya levantada a punto de nieve, no pares, sigue añadiendo poco a poco el azúcar a cucharadas mientras bates. Es muy importante añadirlo cucharada a cucharada, poco a poco. Después añádele el vinagre o el zumo de limón. El resultado será una crema brillante.
Prepara una bandeja de horno forrada con papel. Encima del papel echa el merengue. Utilizando una cuchara echa varias tortas de merengue.
Mete al horno precalentado a 140ºC y hornea durante 1 hora. Después de este tiempo apaga el horno, abre la puerta un poco pero deja el merengue dentro hasta que se enfríe por completo.

Monta el postre:
Machaca 300gr de fresas con el azúcar para obtener una salsa de fresas. Monta la nata y cuando esté montada échale la salsa de fresas y el merengue roto en pedazos grandes. Mezcla todo suavemente con una cuchara y echa en las copas.
Corta en pedazos los restantes 100gr de fresas y échalas por encima del postre.

Bizcocho con cobertura de naranja y crema de mascarpone y fresa.

tarta de cumpleaños con cobertura de naranja

Este postre es una tarta estupenda creada por mi marido para mi cumple. Igual no soy objetiva pero es la tarta de cumpleaños más rica que he probado nunca. El bizcocho victoria sponge es muy fácil de hacer pero si queréis también podéis utilizar la receta de la tarta de cumpleaños (post antiguo). El pastel no empalaga y es muy ligero. Os lo recomiendo a todos.

Ingredientes:

Para el bizcocho:
160g de mantequilla
160g de azúcar
3 huevos batidos
175g de harina
1 cucharadita de lavadura en polvo
1/2 cucharadita de bicarbonato
1 pizca de sal

Para la cobertura de naranja:
1 huevo pequeño
ralladura de piel de 1 naranja
150gr de azúcar blanco
20gr de maizena
130ml de zúmo de naranja
200ml de nata para montar

Para la crema de mascarpone:
150gr de queso mascarpone
1 yogur griego (a poder ser de sabor de fresa)
4 cucharadas de azúcar
300 gr de fresas

Instrucciones

Para el bizcocho:

Bate la mantequilla con azúcar y poco a poco vete añadiendo los huevos y el resto de los ingredientes mientras sigues batiendo. La masa será bastante densa.
Echa la masa en un molde engrasado con mantequilla de 20cm de diámetro.crema de mascarpone con fresas
Mételo al horno precalentado a 180º durante 25-30 minutos.

Despúes, sácalo y espera a que se enfríe, córtalo por la mitad y métele en medio la crema de mascarpone y las fresas.
Por último monta la otra mitad encima de la crema.Cubre todo el pastel con la crema de naranja.

Para la crema de mascarpone:
Limpia las fresas reservando un par de ellas para la decoración final. Pícalas y añadeles una cucharada de azúcar para que se vayan macerando.
Mezcla en otro bol el queso mascarpone, el yogur y 4 cucharadas de azúcar.
Emborracha el bizcocho con el líquido macerado de las fresas (si es necesario añade un poco de agua) y pon la crema de mascarpone en medio del bizcocho junto con las fresas maceradas.

Para la cobertura de naranja:
Bate todos los ingredientes MENOS la nata en un bol. Luego échalos en un cazo y calienta más o menos durante 15 minutos a fuego muy lento, no lo dejes hervir (es bastante líquida al principio; debería quedar un poco densa y hacerse crema en el frigorífico).
Si fuera necesario (si es demasiado líquida) añade un poco más maizena y calienta de nuevo.
Cuando la mezcla esté fría, monta la nata y añádela a la masa. Mezcla bien y deja en la nevera durante 40-60 minutos hasta que se cuaje un poco. Por último saca la cobertura de la nevera y cubre el bizcocho. Mete a la nevera otra vez y deje mínimo 2 horas.

Decora por encima con las fresas.

victoria sponge con cobertura de naranja

Helado de fresa y nata

helado de fresa

Esta es otra de mis pruebas de hacer helado sin máquina. Este helado, no tiene un sabor tan intenso a fruta como el de frambuesa por las diferentes proporciones. Sabe más como nata con fresas pero está muy rico. Tiene un sabor parecido al de las tiendas pero te da la satisfacción de haberlo conseguido por tí misma.

Ingredientes:

300ml de nata para montar (mínimo 35% de MG)
100ml de agua
70gr de azúcar blanco
300gr de fresa (puede ser congelada)

Instrucciones:

En un cazo calienta el azúcar con el agua hasta que el azúcar se derrita. No lo dejes hervir. Añade las fresas y caliéntalo un poco en un cazo. Añade la nata y pasa la batidora hasta conseguir una masa sin grumos. Quítalo del fuego y échalo en un tupper de plástico. Espera que se enfríe y mételo al congelador. Espera una hora y sácalo para remover bien con una cuchara. Mételo otra vez al congelador y espera otros 60 minutos. Mételo otra vez al congelador y sácalo de nuevo una hora más tarde para remover. Repite varias veces hasta que ya sea imposible remover. Congélalo y estará listo para comer. Los helados preparados sin la maquina siempre están un poco más duros, por eso sácalo 10 minutos antes de servir.

scarletscorchdroppers

A UK home baking blog

Xabi Likes Chocolate

Cocina y repostería saludable, fotografía y más.

Con delantal y a lo loco

Disfrutar comiendo, disfrutar cocinando

Mi thermomix y yo

COCINA COMPARTIDA!

Gastronoming

Cocina, recetas, vino, gastronomía, bebidas, ingredientes, uvas, alimentos...